Saltar al contenido principal

Acerca de la piel de tu bebé:

  • Juega un rol importante para mantener su salud y para protegerlo contra agentes irritantes, gérmenes y bacterias
  • Regula la temperatura interna de tu bebé
  • Necesita humectación. La piel de tu bebé absorbe la humedad más rápido, pero también puede perderla más rápido.
Piel saludable de tu recién nacido

Manteniendo la piel de tu bebé saludable

La piel de tu bebé es la primera barrera de defensa contra el mundo externo. Debido a que la piel de tu bebé es más vulnerable a agentes irritantes, cambios de temperatura y cambios en la humedad, asegúrate de mantenerla bien limpia, hidratada y humectada.

Usar producto Johnson's para el cuidado de la piel del bebé

Usa un limpiador humectante

Es importante comenzar a usar un limpiador para bebé y usar más que agua para lavarlo, para así mantener la humectación y limpiar delicadamente su piel.

Limpiar la piel del bebé

Mantén hidratada la piel de tu bebé

Tu bebé requiere humectación constante y por eso humectar regularmente su piel, en especial después de un baño, es una buena manera de ayudar a proteger contra la resequedad.

Signo de pregunta de piel

¿Sabías qué...?

En un estudio clínico, el 10% de las madres encuestadas creía que la piel de su bebé estaba reseca, cuando, en realidad, ¡más del 60% de estos bebés tenía signos clínicos de resequedad!

Cómo limpiar las orejas, los ojos y la nariz de tu bebé

Deditos, ojitos, orejitas y naricita perfectos. Es importante mantenerlos limpios y saludables. Aquí te mostramos algunos consejos fáciles sobre cómo hacerlo:

  • Ícono de cómo limpiar la piel del bebé 1
    Cómo limpiar las orejas de tu bebé
    Concéntrate en mantener limpia la parte externa de la oreja. Una buena opción para limpiar las orejas son nuestros hisopos seguros, diseñados exclusivamente con la característica Ear Safe Bulb™ especial para bebé. Ten cuidado cuando limpies las orejas de tu bebé: no introduzcas nada dentro de su canal auditivo o su nariz.
  • Ícono de cómo limpiar la piel del bebé 2
    Cómo limpiar los ojos de tu bebé
    Sostén la cabeza de tu bebé, limpia suavemente alrededor de cada ojo con un algodón redondo humedecido con agua tibia limpia. Usa un algodón diferente en cada ojo y siempre limpia desde el lagrimal hacia afuera.
  • Ícono de cómo limpiar la piel del bebé 3
    Cómo limpiar la nariz de tu bebé
    Si tu bebé está congestionado, habla con su médico sobre cómo usar gotas nasales salinas o un aspirador nasal de goma (para succionar los orificios nasales) o bien usa un algodón redondo húmedo para limpiar suavemente la suciedad alrededor de la nariz.
  • Ícono de cómo limpiar la piel del bebé 4
    Cómo limpiar las uñas de tu bebé
    Corta regularmente las uñas de tu bebé para evitar que se rasguñe y se propaguen infecciones. Córtalas justo después del baño porque están más blandas, usa tijeras sin punta y sigue la línea natural del dedo. Debes separar la yema del dedo de la uña para no cortar la piel.

Protección solar = Piel saludable del bebé

Bebé y padre jugando al aire libre

Los hábitos saludables para el cuidado de la piel comienzan a temprana edad. Si tomas precauciones ahora para proteger la delicada piel de tu bebé de los dañinos rayos del sol, tendrá una piel saludable por el resto de su vida.

Protección del recién nacido contra el sol: como la fotoprotección de tu bebé todavía no está desarrollada, pueden ocurrir quemaduras aunque te esfuerces en protegerlo del sol, ¡y su piel puede quemarse en solo 10 a 15 minutos! La mayoría de los pediatras recomienda no usar productos de protección solar en bebés menores de 6 meses de edad, por lo tanto deberás usar otros métodos de protección en estos casos.

Bebés más grandes: incluso los bebés más grandes (y niños) deben evitar la exposición prolongada al sol directo. Siempre deben usar ropa protectora y gafas de sol.