Saltar al contenido principal
Buscar

Título

Cuidado de tu bebé

La piel de tu bebé es distinta a la piel de un adulto y necesita un cuidado especial. Conoce por qué la piel de tu bebé es tan importante y cuál es la mejor forma de cuidarla.

La piel del bebé

El tacto es el primer lenguaje de tu bebé. Pero su delicada piel es hasta un 30% más fina y pierde humedad 2 veces más rápido que la tuya, de manera que necesita un cuidado especial para mantenerse saludable, ya que una piel saludable es garantía de un bebé feliz.

El cuidado

Enfermedades de la piel

Si notas algo inusual en su piel, no te preocupes de inmediato. Hay enfermedades comunes en la piel de los recién nacidos, por lo general inofensivas, y desaparecen por sí solas.

El cuidado

Cuidado del cordón umbilical

El cordón umbilical de tu bebé se desprenderá alrededor de una semana después de haberlo traído a casa. Hasta ese momento, asegúrate de que esté limpio y seco.

El cuidado

Mantén sana la piel de tu bebé

La piel de tu bebé es la primera barrera de defensa contra el mundo externo. Para que la piel esté sana, es importante mantenerla hidratada. Asegúrate de humectar la piel de tu bebé para protegerla de la resequedad.

El cuidado

Ojos, oídos, nariz y uñas del bebé

Mantén a tu bebé feliz, saludable e impecable. Obtén consejos para cuidar sus ojos, oídos, nariz y uñas.

El cuidado

Protección solar para la piel del bebé

Sacar a tu bebé al aire libre es una excelente manera de ayudarle a explorar y crecer, pero su piel es muy sensible a los rayos UV del sol.

El cuidado

Cuidar los dientes de tu niño pequeño

A medida que tu bebé crece, también crecen sus dientes. Entusiasma a tu niño pequeño con el cuidado dental y establécele una rutina diaria saludable.

Las mamás en todo el mundo confían en JOHNSON'S® para el cuidado seguro de sus bebés

Estamos comprometidos a trabajar con mamás, expertos de la salud y científicos para garantizar que nuestros productos para bebés sigan alcanzando los estándares más altos de JOHNSON'S® Baby.

Volver arriba