Saltar al contenido principal

Guía para el tratamiento de la dermatitis del pañal

Si bien la dermatitis del pañal, también denominada eritema del pañal, es el tipo de irritación de la piel más común entre los bebés, descubrir esas zonas delicadas enrojecidas en la colita de tu bebé puede ser una experiencia perturbadora para ti y, obviamente, incómoda para tu bebé. Por suerte, cualquiera que tenga experiencia como padre o madre te dirá que es bastante fácil aprender a reconocer los síntomas de la dermatitis del pañal, como también qué tratamiento es más efectivo para tu pequeño.

¿Qué es la dermatitis del pañal?

La dermatitis del pañal es la forma en la que la piel hace saber que el área que cubre el pañal y que lo rodea no se encuentra bien. Estos sarpullidos pueden producirse a cualquier edad en la que se utilice un pañal, comenzando desde la primera semana de vida, aunque son más comunes entre los bebés de entre 9 y 12 meses de edad. Y, en verdad, son habituales: entre el 50 y el 60% de todos los bebés experimentarán dermatitis del pañal al menos una vez. 

¿Qué causa la dermatitis del pañal?

Es probable que hayas oído antes que la dermatitis del pañal es la consecuencia de la exposición prolongada a un pañal sucio, en particular, si tu bebé está sufriendo diarrea. El uso de un pañal cubierto de orina o popó durante un período prolongado muy probablemente causará una reacción adversa en la piel, dado que dichas sustancias son literalmente la forma en la que el cuerpo se deshace de los residuos. Sin embargo, la dermatitis del pañal es también el efecto habitual de la exposición prolongada al excremento, ya que la humedad y calidez del pañal es el espacio ideal para que se desarrolle una micosis, particularmente para el crecimiento de levaduras. Aun así, si bien dicha producción excesiva de la levadura presente en forma natural, denominada candida albicans, es otra posible causa, existen otros factores de los que es importante estar al tanto.

Los pañales demasiado ajustados, por ejemplo, también pueden causar roce y excoriación, lo que irritará y secará la piel de tu bebé produciendo descamación.  Los nuevos productos de higiene, como las toallitas húmedas para bebé, los pañales, jabones o detergentes también pueden causar la irritación de la delicada piel de un bebé. Los productos químicos que no significan un riesgo para tu propia piel pueden ser demasiado fuertes para la piel del bebé que es un 30% más fina que la de un adulto.

Por último, la incorporación de nuevos alimentos, en particular, los que son ácidos como los cítricos, la piña, y los alimentos elaborados en base a tomate, puede contribuir a la aparición de una dermatitis del pañal.  Incluso un bebé lactante puede presentar síntomas de una dermatitis del pañal si la mamá consumió una alta concentración de estos alimentos.

¿Qué aspecto tiene la dermatitis del pañal?

Tal como existe una variedad de causas de la dermatitis del pañal, su apariencia no es la misma en todos los casos. Los síntomas generales de la dermatitis del pañal incluyen áreas muy enrojecidas, similares a una "fuerte quemadura por el sol", en la colita, los genitales o los muslos y pueden causar angustia para tu bebé, en especial, al cambiarlo o lavarlo en esa zona. No es extraño que un bebé con dermatitis del pañal, especialmente si es grave, esté más molesto que lo habitual o que tire o jale del pañal.

Otros síntomas que debes buscar incluyen puntos rojos presentes en los pliegues de la piel de tu bebé, que pueden indicar que la causa de la dermatitis del pañal es la presencia de una infección por hongos.   

Existen signos visibles de que tu bebé puede estar sufriendo otra afección distinta a la dermatitis del pañal, entre ellos, picazón, laceraciones con sangrado o exudación, y resistencia o empeoramiento del sarpullido ante la aplicación de remedios caseros. De manera similar, si la irritación se extiende más allá de la zona del pañal o si está acompañada de fiebre, la dermatitis del pañal no es el principal problema. En esos casos, consulta con tu pediatra.

Tratamiento para la dermatitis del pañal

¿Estás buscando el mejor remedio para la dermatitis del pañal? Unos simples pasos a menudo pueden producir un alivio rápido y conocerlos también puede ayudarte a comprender cómo prevenir la dermatitis del pañal.

  • Cambia el pañal de tu bebé con frecuencia. Muchos pañales descartables tienen un área en el exterior del pañal donde aparece un color llamativo cuando el interior se encuentra húmedo, lo que ayuda a detectar cuando es necesario cambiarlo.
  • Al cambiarlo, elige toallitas húmedas para bebé sin perfume o agua tibia y un limpiador suave, permitiendo que el bebé se seque completamente con el aire o secándolo con delicadas palmadas antes de reemplazar el pañal con uno nuevo. También puede airear de forma óptima la zona de la dermatitis del pañal permitiendo que el bebé se mueva libremente sin el pañal. 
  • Si bien todas estas medidas básicas son útiles, muchos padres consideran que los productos con óxido de zinc de venta libre, a los que se puede acceder fácilmente, ofrecen un alivio mucho más rápido para la dermatitis del pañal. La gruesa y rica barrera protectora creada por estas pomadas impide la formación de humedad, permitiendo que la piel afectada se cure. Al utilizarlas, asegúrese de aplicar generosamente una capa gruesa que cubra por completo el área afectada y de hacerlo cada vez que cambie el pañal.   Por último, un breve comentario para los padres primerizos: no se sientan avergonzados si otro padre más experimentado les sugiere aplicar más cantidad.

Cómo prevenir la dermatitis del pañal

Tal como se menciona anteriormente, algunos de los mismos pasos a seguir para el tratamiento de la dermatitis del pañal pueden utilizarse para evitar que el bebé la sufra en primer lugar. El cambiado frecuente, el secado con palmadas y el tiempo sin pañal son todos medios efectivos para mantener limpia la colita de tu bebé.  El uso diario de una crema emoliente sin fragancia con una baja concentración de óxido de zinc ayudará a prevenir la dermatitis del pañal en primer lugar, pero también puede convertirse en una forma de tratarla cuando sea necesario. (Consejo profesional: hay posibilidades de que en algún encuentro recreativo para bebés un padre o una madre descubra que su bebé tiene dermatitis ¡y serás una estrella si tienes esa crema a mano!)

Para evitar la excoriación, asegúrate de que los pañales de tu bebé, ya sean de tela o descartables, se ajusten de forma adecuada. Recuerda que las guías de los pañales se basan en un peso promedio, y según las proporciones de tu bebé, es posible que requiera de un talle más grande si tiene muslos grandes o una parte media voluminosa.  Si observas marcas rojas en la piel de tu bebé al cambiar su pañal, suelta el ajuste u opta por un talle más grande. Este ungüento multiuso también es una gran solución para la piel seca o excoriada de los bebés, niños o adultos y vale la pena tenerla a mano.

Sin embargo, de todos los pasos preventivos que un padre o madre pueden seguir, el entrenamiento para ir al baño tan pronto como tu bebé haya alcanzado la edad apropiada es el método más efectivo de prevenir la dermatitis del pañal.  Elimina por completo la humedad y calidez que promueven el desarrollo de bacterias y micosis, y evita la posibilidad de que se produzca excoriación por el uso del pañal.