Saltar al contenido principal

El área del cordón umbilical de tu bebé debería cicatrizar en alrededor de 7 a 10 días. Aprende a cuidar el cordón umbilical de tu recién nacido para evitar infecciones hasta ese momento.

Cómo limpiar el cordón umbilical del bebé

No tengas miedo de limpiar el cordón umbilical de tu recién nacido. Asegúrate de lavarte las manos antes de tocar el cordón. Si el cordón umbilical se ensucia con la orina o las heces, debes limpiar el área cuando cambies el pañal de tu bebé. Para limpiar el cordón de forma segura, humedece un hisopo o un algodón redondo o cuadrado con agua y limpia alrededor de la base del cordón umbilical.

Recuerda que debes evitar cubrir el cordón con el pañal, ya que esta zona debe estar siempre seca y limpia. Si el pañal es demasiado alto, dóblalo hacia abajo antes de abrocharlo. También puedes comprar pañales especiales para recién nacidos, que tienen un recorte para el cordón umbilical.

Signos de advertencia de infección del cordón umbilical

Los signos de una infección del cordón umbilical pueden incluir, por ejemplo, si notas que el cordón umbilical de tu bebé:

  • se ve rojo o hinchado en el área circundante
  • tiene un olor fuerte
  • está enrojecido alrededor del ombligo, o desprende un líquido

Si bien es normal que aparezcan algunas gotas de sangre cuando se separa el cordón, si observas alguno de estos signos de infección, llama al pediatra de tu bebé.