¿Qué es el acné del bebé? Tratamiento y causas

No existe nada en el mundo tan adorable como la delicada piel de aroma dulce de tu bebé, y probablemente nunca te canses de mirarlo; por eso es importante saber desde temprano acerca del desafío común del acné del bebé. Cuando descubras que se están desarrollando estos bultos rojos en la piel de tu bebé, no sientas pánico y no los rasques. Es probable que la piel de tu bebé simplemente se esté adaptando a la vida en el mundo externo.

¿Qué es el acné del bebé?

El acné del bebé, también conocido como acné neonatal, es una afección de la piel que se produce durante los primeros meses de vida del bebé; suele aparecer entre las dos y cuatro semanas de edad. Notarás diminutos granos rojos o blancos en el rostro del bebé, probablemente en las mejillas, y en la parte superior del tronco. El acné del bebé en el rostro y el cuerpo por lo general desaparece sin tratamiento durante los primeros meses de vida del bebé, y muy rara vez deja cicatrices.

¿Es normal el acné del bebé?

Hasta el 30% de los bebés desarrollan acné del bebé, lo que lo hace un desafío bastante común para que el bebé y las personas a su cuidado enfrenten juntos. Por lo tanto, sí, esos granos del bebé son una parte bastante normal del primer año de vida.

Acné del recién nacido y acné infantil

A diferencia de los granos diminutos del acné del recién nacido, el acné infantil puede incluir espinillas, quistes o nódulos, y puede persistir hasta que el bebé cumpla un año.

Además del aspecto del acné, el momento de su aparición también es útil para distinguir entre el acné del recién nacido y el acné infantil. Los brotes que comienzan en las primeras cuatro semanas de vida suelen ser acné del recién nacido, mientras que es más probable que los que se desarrollan después de las cuatro semanas correspondan a acné infantil.

¿Qué causa el acné del bebé?

Si bien no hay una única explicación de las causas del acné del bebé y se considera principalmente que hay poco que las personas al cuidado de los niños puedan hacer para evitarlo2, algunas posibilidades incluyen la exposición a determinadas sustancias irritantes como los detergentes para la ropa o el uso de ungüentos o aceites incorrectos para la piel.

¿Qué aspecto tiene el acné del bebé?

Si tu pequeño tiene un brote de acné del bebé, verás diminutos bultos rojos o blancos en la frente, las mejillas, la nariz, el mentón, el cuello, la espalda o el pecho. Estos bultos pueden ser densos, cubrir gran parte del rostro y crear un aspecto muy rojo, pero no deben causar dolor. También vale la pena mencionar que el aspecto puede cambiar levemente a lo largo de las diferentes etapas del acné del bebé.

Acné del bebé y erupción

Cada parte del bebé, incluida su piel, se está adaptando a la vida fuera del útero, y hay muchas cosas a las que debe adaptarse. Desde la baba hasta la erupción por el calor, el bebé puede tener irritaciones de la piel que producen enrojecimiento y que no son granos ni acné del bebé. Recuerda que el acné del bebé aparece en el rostro o en la parte superior del torso en las primeras semanas de vida, y se caracteriza principalmente por múltiples bultos diminutos rojos o blancos que duran días, semanas o, incluso, meses. Las erupciones, por otra parte, no suelen presentarse con granos y a menudo cubrirán otras áreas además del rostro y la parte superior del torso.

Acné del bebé y eccema

El eccema, otro tipo de irritación de la piel, suele confundirse con el acné del bebé porque, también, puede caracterizarse por bultos rojos en el rostro. Sin embargo, a diferencia del acné del bebé, el eccema suele tener un aspecto más seco, escamoso e, incluso, presentar costras. Además, el eccema a menudo produce picazón y es molesto, mientras que el acné del bebé por lo general es inofensivo.

¿Aún te preocupa poder diferencia estas enfermedades de la piel? Afortunadamente, los médicos pueden distinguir rápidamente el acné del bebé de estas otras afecciones comunes mediante un examen físico.

Cómo tratar el acné del bebé

Si te estás preguntando "¿cuándo desaparece el acné del bebé?", la respuesta es que puede durar algunas semanas o meses, pero por lo general desaparece sin tratamiento.  De todos modos, existen algunos remedios simples para el acné del bebé que puedes probar para ayudar a eliminarlo y a minimizar el riesgo de dañar la piel.

Pasos para el tratamiento del acné del bebé

  • 1 No lo rasques, revientes ni aprietes:

    La piel de tu bebé es delicada, y abrir los granos del rostro puede producir daños.

  • 2 Baña a tu bebé con agua tibia:

    Es útil limpiar el área afectada con agua tibia, no caliente, y un paño suave. Si quisieras usar un limpiador, opta por un jabón suave hecho específicamente para bebés, en lugar de jabones corporales genéricos o limpiadores faciales para adultos. 

  • 3 Evita restregar la piel:

    Frotar de manera fuerte el acné del bebé o con un paño áspero puede irritar aún más la piel. En cambio, lava cuidadosamente con un paño suave y un limpiador suave diseñado para la delicada piel del bebé. Luego seca con toquecitos suaves en lugar de frotar.

  • 4 Omite los tratamientos:

    El acné del bebé puede persistir durante semanas o, incluso, algunos meses, pero es fundamental evitar cualquier tratamiento de venta libre para el acné, a menos que tu médico lo indique específicamente.

Consulta a un médico si sientes preocupación

Si bien por lo general el acné del bebé desaparece por sí solo, es habitual que las personas al cuidado de los niños busquen la confirmación de su pediatra. Si el acné del bebé se presenta en gran parte del rostro y el cuerpo, esto puede ser especialmente preocupante para algunas personas al cuidado de los niños, aunque el brote sea breve. Si no tienes una cita próxima en la que puedas consultar cómodamente, pregunta al consultorio de tu pediatra si ofrecen telemedicina o alguna solución de portal en línea que pueda proporcionarte de manera práctica respuestas más rápidas.

Por qué Johnson's