Saltar al contenido principal
Buscar

Estándares de seguridad

En Johnson's, más del 90% de los
ingredientes de nuestros enjuagues, lociones y
champús son de origen natural

Cómo calculamos el 90%

Dado que no hay una definición regulatoria de "natural", nos regimos por la única norma independiente internacional que establece lo que se considera natural en el ámbito de la cosmética: la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés). De acuerdo con la ISO, la expresión "origen natural" se refiere a los ingredientes cuya procedencia corresponde en más de un 50% a fuentes de la naturaleza, tales como plantas o minerales.

Basándonos en esa definición, más de un 90% de los ingredientes que tienen nuestros enjuagues, lociones y champús son de origen natural. (Eso corresponde a un volumen acumulativo promedio, incluyendo el agua.)

Sabemos que los ingredientes naturales, en su estado original, no siempre son seguros para los bebés. Por tal motivo, antes de añadirlos a nuestros productos, los sometemos a una serie de procesos porque eso:

Elimina impurezas, mejora la textura, reduce el mal olor o la decoloración, mejora el rendimiento y la seguridad.

Algunas de las razones por las que usamos otros ingredientes, que conforman el 10% restante.

Usamos los siguientes ingredientes en nuestros productos por sus beneficios específicos:

bacteria.png

Los conservantes son fundamentales para prevenir la proliferación de moho y bacterias, que son perjudiciales para tu bebé.

vitamins.png

Las vitaminas y los antioxidantes te ayudan a proteger la piel de tu bebé porque evitan que los productos se oxiden y generen radicales libres.

ph.png

El ácido cítrico y el hidróxido de sodio equilibran los niveles de pH de nuestros productos para que se adapten al pH de la piel de tu bebé, lo cual es esencial para el buen funcionamiento de las enzimas de la piel, los procesos de reparación de la piel y la defensa del organismo contra las infecciones.

child.png

Los agentes acondicionadores para la piel ayudan a aliviar la piel, mientras que los agentes acondicionadores de cabello y los agentes antiestáticos ayudan a prevenir la pérdida de humedad y mantienen el cabello con una apariencia y textura saludables.

Las fragancias contribuyen al desarrollo sensorial y añaden diversión a la hora del baño.

Por ejemplo, algunos ingredientes a base de plantas, como los aceites naturales, suelen aportar niveles más altos de alérgenos. Independientemente de si un ingrediente es de origen natural o sintético, solo usamos aquellos que han pasado nuestro estricto proceso de garantía de seguridad, son verificados por médicos, enfermeros y científicos externos, y probados en más de 550,000 voluntarios de todo el mundo.

Volver arriba